• Ignacio Gallo Campos

Cuida tus pulmones con plantas silvestres a tu alcance.

Hoy más que nunca con las circunstancias actuales, pandemias, las lluvias de polvo sahariano con cuarzo 60%, óxido, carbonatos, acero, titanio y vanadio, y cambio climático que acelera e intensifica todos estos procesos, es importante que adquiramos el conocimiento ancestral olvidado sobre fauna y flora, que al final es lo que somos.


Durante nuestros paseos silvestres os contamos los innumerables beneficios para la salud en diferentes temas que podemos obtener con la ayuda de plantas silvestres comestibles, y el contacto con la naturaleza cercana y urbana.


Nuestro estilo de vida actual nos está haciendo vivir de forma que la dependencia de supermercados e industria es casi total. Sin olvidarnos de la farmacia.

Foto: Unsplash


Desde la Escuela de Actividades Naturales queremos invitaros a recuperar poco a poco todo este conocimiento y por qué no probar a recolectar vosotr@s mism@s algunas plantas silvestres y usarlas con diferentes potecialidades.


Hoy os presentamos los efectos emolientes, mucolíticos, antiinflamatorios y antitusivos (entre otros) de la Malva. Efectos que además podemos potenciar si los combinamos con los del tomillo expectorante, antivírico y analgésico.


Y para rematar podemos añadir ajo, aunque no sea silvestre, que reforzará los efectos de ambas plantas y reforzará nuestro sistema inmune en general.


CÓMO TOMARLA: podéis preparar una decocción, con el agua hirviendo. añadir 50 gramos de malva y 30 de tomillo para medio litro de agua. Dejad hervir durante 3 minutos y luego apagad el fuego y tapad durante otros 3 minutos. Importante que el vapor acumulado en la tapa lo vertáis de vuelta en la decocción para conservar la potencia de los aceites liberados.


Adicionalmente podéis consumir estas plantas en ensaladas crudas, y limpiarlas usando agua con un chorro de vinagre de manzana para matar los agentes contaminantes que puedan contener.


Os dejamos una receta de malva que también podéis intentar en algun momento.


SOPA DE MALVA: cebolla y patata. Os dejamos aquí el enlace de Botanical Online donde podéis encontrar todos los detalles, beneficios, cuidados y contraindicaciones de uso de la malva. RECETA



Fuente: Botanical-Online


¿Dónde puede encontrase esta planta? En la ciudad en acampados, jardines urbanos, cerca de árboles, y en el campo en caminos cerca de cambios de rasante, curvas, cementerios, es abundante y se distingue por sus flores de color violeta, que también son comestibles y ricas en propuedades.


La malva contiene principios activos como taninos, mucílagos, malvina y vitaminas A, B1, B2 y C. Esta planta medicinal tiene acción antiinflamatoria, demulcente, antitusiva, laxante, mucolítica, hipoglucemiante, diurética, emoliente y antiséptica.


Seguiremos compartiendo nuevos artículos sobre plantas silvestres y sus usos medicinales y gastronómicos, y os animamos a particulares y empresas a apuntaros a uno de los paseos silvestres gastronómicos que realizamos cada mes en Madrid, Girona y Barcelona, sin perjuicio de toda la geografía Ibérica. Y aprender esto y otros muchos otros trucos que la naturaleza nos provee de forma divertida, sencilla y entretenida.


Os esperamos, información y reservas aquí


Saludos y pura vida,

La dirección





37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo